El arte ameniza cada kilómetro del EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & ½

e651f97e-21d5-0b97-584b-c3ac132d4130-1.jpg

Para celebrar el bicentenario del Museo del Prado y los cuarenta y dos años de la carrera madrileña, la pinacoteca nacional ofrece un relato artístico a través de 42 reproducciones de obras de los grandes maestros de sus colecciones, que marcarán cada punto kilométrico de los 42 km del recorrido. Los 35.000 corredores finalizarán en una meta, situada en los alrededores del museo, ilustrada con La meninas. Fecha: próximo 27 de abril

Preparados, listos… La disputa de griegos y troyanos por el cuerpo de Patroclo. Con esta obra de José de Madrazo y Agudo se inicia la 42º edición del EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & ½, una de las carreras populares más importantes de la capital, que este año, con motivo de su 42ª edición, se empapa de arte y se suma a las celebraciones del Bicentenario del Museo del Prado.

Sobre estas líneas, Vulcano forjando los rayos de Júpiter, por Rubens, 1636-38, óleo sobre lienzo. Arriba, Heráclito, el filósofo que llora, por Rubens (taller), 1636- 38, óleo sobre lienzo. Todas las obras, Madrid, Museo Nacional del Prado.

Reproducciones de cuadros de Tiziano, Velázquez, Rubens, Goya o el Bosco acompañarán a los corredores en cada punto kilómetro, una carrera que construye un relato de emociones y sentimientos que experimentarán cada uno de los 35.000 participantes en este recorrido artístico que finalizará a la puertas de la pinacoteca nacional. Así, obras como Vulcano forjando los rayos de Júpiter de Rubens, Sísifo de Tiziano, El caballero de la mano en el pecho del Greco o Baile a orillas del Manzanares de Goya ponen imagen a la motivación, el esfuerzo, la prudencia y el ritmo, sensaciones y emociones presentes en esta cita deportiva.

Cada obra irá acompañada de una breve descripción. No todo el mundo puede llegar a realizar 30 kilómetros sin parar, momento en que probablemente pueda aparecer el desánimo o la soledad. En estos casos, Heráclito, el filósofo que llora (1636-38), de Rubens, una alegoría sobre la soledad acompañará al corredor. El triunfo de David, de Nicolas Poussin, en el kilómetro 39, recuerda al participante, a través de esta alegoría sobre la gloria, que está a un paso de la victoria o, por lo menos, de llegar a la meta final. Y en esa meta, una de las pinturas más famosas del mundo, Las meninas, de Velázquez, recibirá a todos los participantes de este maratón.

El triunfo de David, por Nicolas Poussin, h. 1630, óleo sobre lienzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top