Caravaggio y los ecos del Seicento napolitano

3_Museo-di-Palazzo-Pretorio_Nicola-Malinconico-Il-buon-Samaritano-1703-1706-ca.jpg

El buen samaritano, por Nicola Malinconico.

El Palacio Pretorio y la Fundación De Vito estudian la influencia de Caravaggio en los pintores napolitanos, desde Battistello Caracciolo a Malinconico o Francesco Solimena

La vida de Michelangelo Merisi, conocido como Caravaggio, está teñida de tintes trágicos, como su llegada a Nápoles en octubre de 1606 tras huir de Roma al ser condenado a muerte por el asesinato de un hombre el 28 de mayo de ese mismo año. Dieciocho meses después, abandonó Nápoles para regresar de nuevo a la Ciudad Eterna, pero murió enfermo en Porto Ercole el 18 de julio de 1610 con solo treinta y ocho años.

Este corto periodo de tiempo que pasó en Nápoles le influyó profundamente al descubrir el dramatismo de los artistas napolitanos y, en particular, la tensión moral que exhibían los trabajos de muchos de ellos. Y él, a su vez, marcó de por vida al arte napolitano.

Joven oliendo una flor, por el Maestro dell’Annuncio.

Precisamente la exposición Después de Caravaggio, siglo XVII napolitano en las colecciones del Palacio Pretorio y la Fundación De Vito estudia la influencia de Antonio Merisi en los artistas napolitanos del siglo XVII y su interés por el naturalismo.

Comisariada por Rita Iacopino, directora científica del Museo del Palacio Pretorio, y Nadia Bastogi, directora científica de la Fundación De Vito, la muestra está compuesta por un conjunto de obras que forman parte de las colecciones de estas dos instituciones, algunas de las cuales, en el caso de la Fundación De Vito, se muestran por primera vez al público.

Esta colección, reunida a partir de los años setenta del siglo XX por Giuseppe de Vito, experto en el Seicento, es una de las más importantes de pintura napolitana del siglo XVII.

La muestra, que establece un diálogo cronológico a la vez que hace hincapié en las correspondencias estilísticas y temáticas, arranca con Noli me tangere, obra maestra del napolitano Battistello Caracciolo, un artista que tuvo contacto directo con Caravaggio y que influyó en los pintores contemporáneos y en la generación posterior.

El recorrido de esta exhibición comienza con el naturalismo de Caravaggio y las diferentes interpretaciones de los pintores napolitanos y finaliza en la expresividad pictórica del tardobarroco, desde José de Ribera al Maestro del Anuncio a los Pastores, Bernardo Cavallino, Mattia Preti o Nicola Malinconico.

El Museo del Palacio Pretorio de Prato posee uno de los espacios artísticos más importantes de la región toscana -va inmediatamente detrás de las Galerías Florentinas-, con obras del siglo XVII napolitano. La reconstrucción, por tanto, de las vicisitudes históricas de las obras expuestas y el interés del coleccionismo pratés por la pintura napolitana se consideran en este contexto unas de las grandes aportaciones de la exposición.

Carmen DEL VANDO

Datos de interés

Museo del Palacio Pretorio – PRATO

Hasta el 13 de abril

One Reply to “Caravaggio y los ecos del Seicento napolitano”

  1. muy interesante este articulo el arte siempre llena los corazones y influencia las mentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top