ARTIST 2020, creadores sin intermediarios

obras-artistok.jpg

Desde hace tiempo Madrid se convierte en febrero en el gran escaparate del arte contemporáneo. Este año ha nacido una nueva feria independiente gestionada por los propios artistas

Cada año han ido apareciendo más iniciativas que tienen en común la participación de las galerías de arte y de sus artistas representados. Pero ¿qué ocurre con los artistas que no están representados, que no tienen posibilidad de que su trabajo se vea? Son muchos los creadores jóvenes, y menos jóvenes, que no encuentran acomodo en las galerías, lo que dificulta la difusión de su trabajo y merma, cuando no imposibilita, el acceso al coleccionismo.

Para solventar todo ello, este año ha nacido ARTIST, la primera iniciativa que busca mostrar el trabajo de artistas que no forman parte de las galerías, así como de galerías que recuperan y comparten la misma idea: el protagonismo del artista. Recuerda a muchas propuestas independientes y autogestionadas que han surgido años atrás, puestas en marcha por los propios creadores ante la imposibilidad de exponer su trabajo.

Sobre estas líneas, Diálogos del color, la luz y el espacio, por Abraham Benzadón (España), escultura ópticocinética: cambia la percepción de la obra según se coloque, plexiglass flúor, que proyecta luminosidad. Arriba, varias de las obras de los artistas participantes en la feria.

Cabría preguntarse cómo surge la idea de hacer una feria de este tipo acercándonos a la intención de sus organizadores, Abraham Benzadón y Moisés Bentata, el primero con más de quince años en el sector del arte contemporáneo, licenciado en Ciencias de la Información, en la división de publicidad, y el segundo, ingeniero de sistemas, con una gran trayectoria profesional en empresas de tecnología y también con una notable carrera artística. Conocedores del terreno en el que se mueven y conscientes de que los tiempos han cambiado, han redefinido el concepto de “feria de arte”, aproximando al artista y su obra al público. Así, tanto el coleccionista como cualquier amante del arte se pueden acercar directamente tanto a la obra como a quien la hace, sin intermediaciones.

Para muchas galerías, sobre todo las que no están en las grandes capitales, cada vez más las ventas se concentran en las ferias. Para ellos, “el arte es una expresión que refleja la condición humana, la sensibilidad de sus valores, que necesitan ser explicados y que enriquecen la sociedad, dotándola de excelencia”, y por eso proponen un modelo donde el contacto y la cercanía entre artista y comprador sea más palpable. Al estar presente el artista en la feria, “tenemos el privilegio de que los propios creadores puedan explicar de manera sencilla qué significan sus obras y qué valores humanos nos ofrecen. Crear una comunicación directa con el espectador o ‘cliente final’, es un valor un añadido muy importante para las obras, además de su valor estético. Es lo que en nuestra iniciativa llamamos ARTIST-EXPLICA y ARTIST-HUMAN VALUES”.

El hombre imposible (que Magritte no imaginó), por Moisés Bentata (España), PVC blanco sobre lámina DM y engranajes metálicos.

Este modelo de feria no solo redefine algunos conceptos ya establecidos, sino que aporta otras formas de hacer y de llegar a más público, como la línea de trabajo orientada a colegios y niños (ARTIST-KIDS) y otros sectores de la sociedad (ARTIST-SOCIAL), enfocada a empresas-oficinas, residencias de la tercera edad, hoteles…, donde el arte puede contribuir de manera esencial como “terapia”. Otro de sus espacios es ARTIST-RENTING, dirigido a empresas, que facilita fórmulas de adquisición/alquiler.

ARTIST se propone modificar los modelos que hay en el arte actual, ofreciendo la posibilidad de exponer y vender la obra sin intermediarios, contribuyendo a que personas con menos poder adquisitivo se inicien en apreciar y coleccionar arte.

Presentan también como novedad ARTIST-SHOP, con la posibilidad de poder adquirir obras únicas o ediciones limitadas por menos de 500 euros. En definitiva, una nueva iniciativa, diferente del resto, que viene a sumarse a la enorme convocatoria de ferias de Madrid, pero con nuevas formas, nuevos modelos de trabajo, exhibición y venta, para aquellos artistas que no tienen fácil el acceso a las galerías y, por tanto, a las otras ferias.

Juan Ramón Barbancho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top