Alberto Reguera repite en Francia con una oda al amarillo

web-HORIZONS-EN-VOL.PHOTO-Alberto-Reguera-2018..png

La galería Olivier Nouvellet acoge de nuevo la obra del español, Autour du jaune II, la segunda parte de una serie de exposiciones individuales que reúne doce piezas creadas desde 2017 hasta la actualidad. 

El artista segoviano repite en la que es ya su segunda casa, con una exposición individual formada por una serie de piezas que giran en torno al amarillo, centrada en sus “pinturas-objeto”. Si la primera parte –Autour du jaune– de esta serie giró en torno a sus paisajes abstractos o su trabajo fotográfico, la segunda ofrece piezas con una visión diferente, un trabajo tridimensional donde se obtienen distintos puntos de vista en función de la posición del espectador, en una necesaria visualización secuencial.

Sobre estas líneas, CONSTELLATIONS Alberto Reguera, 2018. 34 x 34 x 12 cm. Arriba, HORIZONS EN VOL.PHOTO Alberto Reguera, 2018.

Con estas obras el autor diluye la barrera entre la pintura y la escultura mediante “los paisajes abstractos que se alargan por sus bordes, hasta objetualizar la pieza pictórica”, según cuenta el artista. Los títulos de las mismas muestran “la expresión directa de la emoción individual, que asociamos con estos paisajes abstractos imaginarios presentes en el movimiento pictórico de la Abstracción Lírica Francesa”, en palabras de la galería. Pero también tiene obras que remiten a las nubes, considerado el elemento favorito de la naturaleza para el artista.

Para entender mejor su obra, Alberto nos vislumbra con que su técnica pictórica consiste en aplicar diferentes capas de color, lo que hace que el paisaje abstracto tan matérico -corriente artística principalmente de pintura abstracta que se realiza con materias como la arena, la chatarra, el serrín o el yeso- desemboque en pinturas con volumen. “A la vez intento crear espacios dentro del lienzo que inviten al espectador a sumergirse en la obra a modo de ventana, pues el citado objeto-pintura interpela con su volumen al que la observa”, cuenta el artista.

AUTOCUMULUS LENTICULARIS PRÉSAGEANT UNE NUIT LUMINEUSE. Alberto Reguera, 2017. 80 x 80 x 9 cm.

Este segoviano, con residencia permanente en Madrid e intermitente en París, inició su trabajo hace tres décadas, partiendo de la pintura, con proyectos que “investigan la relación entre el espacio, la materia pictórica y la profundidad visual que trasmite al espectador”, según el autor. Ha expuesto regularmente en ambas capitales, tanto de forma individual como colectiva, junto a autores como Anne Rochette, Pierre Buraglio o Claude Viallat. También ha mostrado su obra en Seúl, con la exposición From France to Korea; en Washington D.C, como único español seleccionado para el Exhibit E, en 2003; y en The University Museum and Art Gallery, de Hong Kong, donde comenzó su andadura en la idea de hacer una exposición monográfica sobre el color como la que presenta ahora.

Raquel Martín Bellot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top