Operación rescate: treinta y cinco años de la llegada del Guernica a España

EL-GUERNICA-COMPLETO.jpg

El día 10 de agosto de 1981 llegaba a España por primera vez este óleo que Pablo Picasso pintó para el Pabellón de la República española de la Exposición Internacional de París de 1937. El cuadro, procedente del MoMA de Nueva York, llegó al aeropuerto de Barajas de Madrid a bordo de un avión de Iberia y desde ahí se trasladó al Casón del Buen Retiro

El Guernica, una de las obras más icónicas de la historia del arte, llegaba a España por primera vez cuarenta y cuatro años después de haber sido realizada por Pablo Picasso en la primavera de 1937 en París.

llegada-avionEl jumbo de Iberia IB 952 aterrizaba en el aeropuerto de Barajas a las 7.45 de la mañana del día 10 de agosto de 1981. Acompañaban al óleo los 57 bocetos y dibujos preparatorios que Picasso realizó de esta obra junto a un detallado informe de los expertos del MoMA sobre el estado y futura conservación del óleo. La obra venía escoltada por el ministro de Cultura, Íñigo Cavero; el director general de Bellas Artes, Javier Tusell, y sus colaboradores Miguel Ortega y Martínez Novillo.

Desmontaje del Guernica en el MoMA de Nueva York.

Desmontaje del Guernica en el MoMA de Nueva York. Arriba, fotografía que capta el momento de la llegada del avión que transportaba el lienzo a su llegada al aeropuerto de Barajas.

Detrás de la llegada del Guernica hay toda una larga historia de negociaciones secretas durante cuatro años (Pío Cabanillas inició las negociaciones en 1977) entre el Gobierno español, el de Estados Unidos y el MoMA de Nueva York, museo donde permaneció a voluntad de Picasso en depósito desde 1944 en espera de que se recuperasen las libertades en España. Según Íñigo Cavero en estas negociaciones fue determinante el informe que presentó España que demostraba la propiedad del Guernica por parte del Estado español, ya que fue encargado y pagado por el Gobierno de la II República. Y concluyó afirmando que “hoy regresa el último exiliado”.

Llegada del óleo de Pablo Picasso al Casón del Buen Retiro de Madrid.

Llegada del óleo de Pablo Picasso al Casón del Buen Retiro de Madrid.

Según comentó Íñigo Cavero en el aeropuerto de Barajas, la operación comenzó el día 9 a las seis de la tarde, hora a la que se cierran al público las salas del museo neoyorquino. Fueron necesarias siete horas para descolgar el cuadro, enrrollarlo y meterlo en la caja que se había fabricado exprofeso para su transporte.

De izquierda a derecha, Ady Fidelin, Marie Cuttoli y su marido, Man Ray, Picasso y Dora Maar sobre las escaleras de un parque, 1937 © Man Ray Trust/ Adagp, Paris © RMN – Grand Palais / Franck Raux.

De izquierda a derecha, Ady Fidelin, Marie Cuttoli y su marido, Man Ray, Picasso y Dora Maar sobre las escaleras de un parque, 1937 © Man Ray Trust/ Adagp, Paris © RMN – Grand Palais / Franck Raux.

La operación rescate, como fue llamada, estaba prevista para finales de julio pero por motivos de seguridad se retrasó hasta el 9 de agosto. Hay que tener en cuenta que ninguna compañía se atrevió a realizar una póliza de seguro para el traslado motivado, según declaró Javier Tusell a El País “por el valor incalculable de la obra artística y el alto significado político que Pablo Picasso plasmó en el Guernica en memoria del horror del bombardeo nazi a la ciudad de Guernica, en el País Vasco”. Para Íñigo Cavero la “mejor protección son las medidas montadas por la policía española en colaboración con la norteamericana”.

Además, el Congreso de Estados Unidos aprobó conceder al Estado español la suma de 500.000 dólares (unos 50 millones de pesetas de las de entonces) como ayuda al traslado del cuadro, en cierta manera fue una forma de transferir una parte de los beneficios económicos que el MoMA había obtenido durante los años de exhibición de este cuadro en el museo.

Presentación del Guernica en el Casón del Buen Retiro.

Presentación del Guernica en el Casón del Buen Retiro.

Es importante recordar que la llegada del Guernica a España no estuvo exenta de tensiones y polémicas porque el PNV reclamaba que el cuadro fuese depositado en un museo del País Vasco. Como José Antonio Aspuru, secretario del Euskadi Buru Batzar (máximo organismo del Partido Nacionalista Vasco), declaró a Efe: “Repetimos lo que un día dijo el PNV: nosotros pusimos los muertos y ellos disfrutan del cuadro. Ante la llegada del Guernica al Estado español, el PNV propugna que se cumpla lo que en su día fue votado en el Parlamento vasco”.

Fotografía de Dora Maar que muestra a Pablo Picasso trabajando en su estudio de París.

Fotografía de Dora Maar que muestra a Pablo Picasso trabajando en su taller de la Rue des Grands-Augustins de París, mayo-junio de 1937, gelatinobromuro de plata sobre papel. Esta serie fotográfica ingresó en el Museo Reina Sofía en 1999.

El 24 de octubre el óleo estaba de nuevo colgado en un museo, en este caso el Casón del Buen Retiro, acompañado de otro gran artista, Luca Giordano, autor de la bóveda de este espacio, y listo para que el público español pudiese contemplar una de las obras más icónicas del arte universal. A la inauguración acudió la hija del pintor, Paloma Picasso. El cuadro fue exhibido detrás de un cristal blindado y custodiado por la Guardia Civil. Desde el 25 de octubre (fecha de la apertura al público) se organizaron grandes colas de personas deseosas de contemplar este óleo. Esta fecha no fue un capricho sino que coincidía con el centenario del nacimiento del pintor malagueño y con la inauguración de una gran antológica de Picasso en el Museo Español de Arte Contemporáneo donde se exhibieron importantes obras procedentes de museos nacionales e internacionales.

El Guernica y gran parte de la pintura de las Vanguardias permanecieron en este espacio expositivo hasta el 26 de julio de 1992, fecha en la que fueron trasladados al Museo Reina Sofía por un decreto que dividía las colecciones públicas estatales de arte en dos bloques. Los artistas nacidos antes de Picasso se quedaban en el Prado y los que lo habían hecho después del pintor malagueño irían al Museo Reina Sofía, aunque hubo algunas excepciones para reforzar la colección del nuevo museo de arte contemporáneo, como Santiago Rusiñol, Darío de Regoyos, Ramón Casas o Joaquim Mir, que son anteriores a Picasso.

Fotografía del Guernica en el taller de París tomada por Dora Maar.

Fotografía del Guernica en el taller de París tomada por Dora Maar, 18 x 28 cm.

Desde esa fecha el Guernica forma parte de la colección permanente del Museo Reina Sofía y se exhibe junto a una selección de los dibujos preparatorios, las fotografías que tomó Dora Maar del proceso de creación y una maqueta del Pabellón de la República. Animamos a nuestros lectores a que se acerquen a este museo para contemplar esta obra, además si lo hacen entre las 19 y las 21 horas pueden hacerlo de forma gratuita.

Apuntes del Guernica

Fotografía que muestra la destrucción del pueblo de Guernica.

Fotografía que muestra la destrucción del pueblo de Guernica. Abajo, dos personas buscan entre los escombros, 1937.

Como hemos dicho antes, este cuadro fue un encargo del Gobierno de la II República española a Pablo Picasso para que formase parte del Pabellón Español de la Exposición Internacional de Artes y Técnicas de la Vida Moderna de París de 1937. La única condición que se le puso al pintor fue que la obra tenía que ser de gran tamaño (349,3 x 776,6 cm) porque tenía que ocupar una de las paredes de la planta baja. Picasso tardó varios meses en elegir el tema de la obra y finalmente fue el bombardeo durante más de tres horas el 26 de abril de 1937 del pueblo vasco de Guernica por parte de la Legión Cóndor alemana su fuente de inspiración.

guernica-escombrosUn pabellón diseñado por Josep Lluís Sert y Luis Lacasa y que se ha convertido en todo un hito histórico y artístico. Junto al Guernica se exhibían también obras de Julio González, Alberto Sánchez, Alexander Calder, José Gutiérrez Solana y El segador, un mural de más de cinco metros de Joan Miró y que por desgracia desapareció en la demolición del pabellón (aunque en 2017 la galería Mayoral va a exhibir primero en París y luego en Barcelona una reproducción en blanco y negro para conmemorar el 80 aniversario de este pabellón). Se exponía asimismo un gran número de fotografías montadas en paneles diseñados por Josep Renau.

También el Museo de Bellas Artes de Bilbao inagurará el próximo 30 de septiembre y hasta el 9 de enero de 2017, 1937, Sobre Guernica. Guerra y Civitas, dentro del Tratado de Paz.

Detalle del Guernica.

Detalle del Guernica, realizado por Pablo Picasso del 1 de mayo al 4 de junio de 1937, óleo sobre lienzo, 349,3 x 776,6 cm, Madrid, Museo Reina Sofía.

El óleo se ha convertido en el símbolo universal antibélico y plasma el sufrimiento, la impotencia, el miedo, la muerte o la violencia. Aunque este cuadro se ha estudiado pormenorizadamente por muchos expertos, ninguna de las interpretaciones procede del artista. Para muchos, el dolor psicológico queda reflejado en la madre que pierde a su hijo y el caballo (que representa a la población indefensa), o el físico, en la mujer que se está quemando; el pavor, la figura femenina que huye; la muerte, el guerrero destrozado y el toro (símbolo de la muerte que asola todo); de la destrucción, causada por la bombilla (imagen del estallido de las bombas) y arrasa hasta la paloma (emblema de la paz); pero también de la esperanza, en la flor o la mujer que lleva el quinqué

Detalle de la espada del Guernica.

Detalle de la flor y la espada del Guernica.

Pintado por Picasso en blanco, negro y gris, tonalidades que destacan su expresividad dramática, en él funde diversos estilos artísticos, desde el simbolismo, el neocubismo hasta el surrealismo.

Cronología

Detalle de la cabeza del caballo.

Detalle de la cabeza del caballo.

1937: Pablo Picasso pinta la obra entre mayo y junio de 1937. El 12 de julio se inaugura el Pabellón Español de la República de la Exposición Internacional de París. El 25 de noviembre se clausura.

1937-1958: La obra realiza 42 viajes.

1944: Picasso decide que el óleo se deposite en el MoMA de Nueva York hasta que España recupere las libertades democráticas.

1968: Franco autoriza el inicio de negociaciones para el traslado a España.

1977: El Senado español aprueba solicitar el regreso.

1978: El Congreso de Estados Unidos autoriza la entrega a España.

1981: Llega a España procedente del MoMA de Nueva York.

Á.S.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*