La Carmen más descarnada de Bizet vista por Calixto Bieito

Carmen-4699.jpg

Para celebrar los veinte años de la reapertura del Teatro Real de Madrid, el 11 de octubre se estrena esta ópera del compositor francés. En esta versión, el director ha cambiado la Sevilla del XIX por la Ceuta o Melilla del XX, los soldados “afrancesados” por legionarios y los contrabandistas por los emigrantes esperando poder cruzar el Estrecho y donde la verdadera protagonista es la violencia de género. Hasta el 18 de noviembre. 

Desde su estreno en París en 1875, Carmen, de Georges Bizet y libreto de Henri Meilhac-Ludovic Halévy, basada en la novela homónima de Prosper Mérimée (1845), es una de las óperas más representadas de la historia y todo un mito que ha inspirado a grandes artistas de otras disciplinas como la pintura, la danza o el cine. VER TRÁILER

Todas las fotografías pertenecen a la ópera Carmen que se representa en el Teatro Real de Madrid,

El Teatro Real ha elegido esta ópera para celebrar los veinte años de su reapertura tras sus obras de reacondicionamiento un 11 de octubre de 1997 y se suma a las conmemoraciones del 200 aniversario de su apertura. Bajo la dirección musical de Marc Piollet y escénica del genial y “polémico” Calixto Bieito, en esta versión, el director de escena español destapa una historia de violencia y marginación, de sensualidad a flor de piel, de lucha de sexos, en la que la verdadera protagonista es la violencia de género.

Bieito traslada la acción a una Ceuta o Melilla de los años setenta del siglo pasado, con un decorado minimalista de Alfons Flores que desnuda el lado más marginal de la ciudad. Anna Goryachova, Stéphanie d’Oustrac y Gaëlle Arquez serán la voz de Carmen a lo largo de las 18 funciones que se representarán hasta el 18 de noviembre.

Una historia de violencia y marginación, de fronteras peligrosas y etnicidades enfrentadas. Ubicada, como decíamos antes, en la década de los setenta del siglo pasado, en un mundo militarizado y en permanente transformación, poco tiene que ver con las puestas en escena convencionales de marcado carácter andaluz y “romántica”.

Despojando la ópera de símbolos estereotípicos, Bieito logra que el protagonismo recaiga sobre las pasiones que transitan por el escenario. Un escenario casi desnudo que representa una España sórdida, atávica y machista, donde la fábrica de tabaco se relega a los márgenes de un cuartel militar en la frontera de lo que podrían ser Ceuta y Marruecos. El universo de esta Carmen es el de los trapicheos, la testosterona y el turismo de sol y playa.

Producción concebida originalmente para el Festival de Peralada, fue repuesta en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona y propuesta de nuevo por la Opéra National de París. Es esta última producción la que llega ahora al Teatro Real. Esta producción además ha sido galardonada entre otros con el Premio Campoamor (Oviedo, 211) o el Franco Abbiati (Italia, 2012).

En definitiva, una producción que huye de clichés y afronta el asesinato de Carmen a manos de Don José como un crimen de violencia de género de manera muy explícita. Para el director artístico, Joan Matabosch, “tiene todo el sentido del mundo que la Carmen de Bieito se represente en el Teatro Real porque trata temas que nos afectan a todos, que nos inquietan y que nos desgarran”.

Tres repartos darán vida a la ópera de Bizet, además de las mezzosopranos citadas más arriba, los tenores Francesco Meli, Andrea Carè y Leonardo Caimi como Don José, las sopranos Eleonora Buratto y Olga Busuioc (Micaëlla) y los barítonos-bajo Kyle Ketelsen, Vito Priante y César San Martín como Escamillo. La dirección musical de la ópera correrá a cargo de Marc Piollet

.

A todos ellos, Bieito les pide según comenta el Teatro Real “una interpretación visceral en la que la seducción, la pasión, el sexo, el maltrato, la humillación, el machismo, los celos y la sinrazón lleguen al espectador con una gran fuerza emocional y un ritmo trepidante, no exento de una inquietante poesía, que recuerda a Quentin Tarantino o Martin Scorsese”.

En torno a esta ópera se han organizado diferentes actividades en colaboración con distintos organismos. La Real Academia de la Historia realizará un coloquio el 16 de octubre, el Museo del Romanticismo acogerá una conferencia el 17 de octubre, el Institut Français impartirá un taller creativo el 21 de octubre y la Filmoteca Española proyectará la película Carmen, de Carlos Saura, el 27 de octubre. Además se dedicará un concierto monográfico de música francesa en Los domingos de cámara, el 22 de octubre, y dos sesiones dominicales del taller familiar ¡Todos a la Gayarre!, bajo del título: El amor es un pájaro rebelde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*